EL PASTOREO,
UNA FORMA DE VIDA

Pastorear es amanecer, lluvia, es libertad, olor a hierba fresca… Es la vida de José Manuel, de Antonio, de Lourdes y de todos los ganaderos de Larsa.

Los que llevan toda la vida haciendo las cosas con amor y mimo, con respeto hacia su entorno, y hacia los suyos.

Los que llevan casi un siglo sin cambiar mucho las cosas, y saben que un buen producto es sagrado.

Los que cuidan de sus vacas, porque se han convertido en algo más, son ya parte de su familia. Por eso, hacen que pasten felices y en libertad. Desde primera hora, una vez ordeñadas, salen a pastar en grandes prados en los que pasan el día tranquilas al aire libre. Más tarde, después de toda una jornada relajadas en el campo, se las vuelve a ordeñar para después irse a descansar. Solo haciendo así las cosas, se podría obtener una leche de gran sabor y calidad inigualable.

Además, nuestros ganaderos han creado un manual de gestión de Pastoreo donde apuntan paso a paso el día a día de sus vacas y sólo así han conseguido que su leche sea reconocida con la certificación de leche de pastoreo.

EL PASTOREO,
UNA FORMA DE VIDA

Pastorear es amanecer, lluvia, es libertad, olor a hierba fresca… Es la vida de José Manuel, de Antonio, de Lourdes y de todos los ganaderos de Larsa.

Los que llevan toda la vida haciendo las cosas con amor y mimo, con respeto hacia su entorno, y hacia los suyos.

Los que llevan casi un siglo sin cambiar mucho las cosas, y saben que un buen producto es sagrado.

Los que cuidan de sus vacas, porque se han convertido en algo más, son ya parte de su familia. Por eso, hacen que pasten felices y en libertad. Desde primera hora, una vez ordeñadas, salen a pastar en grandes prados en los que pasan el día tranquilas al aire libre. Más tarde, después de toda una jornada relajadas en el campo, se las vuelve a ordeñar para después irse a descansar. Solo haciendo así las cosas, se podría obtener una leche de gran sabor y calidad inigualable.

Además, nuestros ganaderos han creado un manual de gestión de Pastoreo donde apuntan paso a paso el día a día de sus vacas y sólo así han conseguido que su leche sea reconocida con la certificación de leche de pastoreo.


UN BUEN PRODUCTO
NO SE TOCA

Los ganaderos de Larsa saben que un buen producto es sagrado y que lo que es bueno por naturaleza, para que tocarlo, no se debe cambiar.

UN BUEN PRODUCTO
NO SE TOCA

Los ganaderos de Larsa saben que un buen producto es sagrado y que lo que es bueno por naturaleza, para que tocarlo, no se debe cambiar.

EL SABOR DE LA
LECHE DE SIEMPRE

Esto ha dado como resultado que te podamos ofrecer una leche con mejor sabor y la calidad de siempre.

EL SABOR DE LA
LECHE DE SIEMPRE

Esto ha dado como resultado que te podamos ofrecer una leche con mejor sabor y la calidad de siempre.

LARSA, CASI UN
SIGLO SIN CAMBIAR

En Larsa hemos aprendido todo de ellos, llevando casi un siglo sin cambiar demasiado las cosas. Ofreciéndote productos auténticos, naturales, y con un sabor como el de siempre. Por eso somos la primera marca certificada como leche de pastoreo.

Porque todo lo que es de verdad acaba ganado.

LARSA, CASI UN
SIGLO SIN CAMBIAR

En Larsa hemos aprendido todo de ellos, llevando casi un siglo sin cambiar demasiado las cosas. Ofreciéndote productos auténticos, naturales, y con un sabor como el de siempre. Por eso somos la primera marca certificada como leche de pastoreo.

Porque todo lo que es de verdad acaba ganado.