La Leche y su importancia en la salud de huesos y dientes

De entre todos los minerales, el calcio es el más abundante de nuestro cuerpo. En un hombre adulto puede suponer entre 1,2 Kg y 1,5 Kg de su peso corporal, mientras que para las mujeres este mineral supone en torno a 1 Kg de su peso.

El 99% de este calcio está en el sistema óseo y en los dientes, mientras que el 1% restante se encuentra en la sangre y en las células. Este pequeño porcentaje localizado fuera de los huesos y los dientes es de gran importancia, ya que participa en funciones tan importantes como el latido del corazón.

La fortaleza de los huesos se forja en la niñez

En la infancia, el consumo regular de lácteos inducirá a un adecuado contenido mineral del esqueleto en años posteriores, e incluso en edades más avanzadas. De este modo, aquellos niños que, entre los 3 y 13 años no consumen cantidades adecuadas de este mineral, muestran un balance negativo de calcio, menos densidad ósea y mayor riesgo de fractura en edades avanzadas. 

Por su parte, son varios los estudios que concluyen que la ingesta adecuada de leche durante la adolescencia se ha asociado a un mayor contenido de mineral óseo en la columna lumbar y en el radio durante la etapa del desarrollo en el que se logra el pico de masa ósea. 

¡Cuando tu cuerpo no tiene suficiente calcio lo extrae de tus huesos y dientes!

Resulta sumamente importante mantener un balance de calcio positivo durante la adolescencia. Alcanzar una buena máxima de masa ósea, prevendrá la enfermedad osteoporótica. Para ello, este balance positivo debe mantenerse al menos hasta 4 años después de finalizado el crecimiento longitudinal de los huesos. Por eso, es recomendable que la alta provisión de calcio en la dieta en el periodo de la adolescencia sea continuada al menos hasta los 24 años

A nivel bucodental, el Calcio resulta junto con el Flúor esencial, ya que en forma de Fluoruro de Calcio actúa como barrera protectora del esmalte frente a las agresiones externas. 

Si nuestra dieta nos aporta poco calcio, nuestro cuerpo lo extraerá de huesos y dientes provocando a nivel sistémico lo que conocemos como osteoporosis, y desmineralización dental.

pastoreo Larsa