Postres de Pascua. ¿Que diferencia la Mona de Pascua, el Roscón de Pascua y el Pan de Huevo?

Conoce las diferencias entre el Pan de Huevo, la Rosca de Pascua y la Mona de Pascua

Hay quien opina que el Roscón de Pascua, la Mona de Pascua y el Pan de Huevo popular en Carballo son la misma cosa, pero si eres un #larseiro larpeiro es posible que los hayas probado todos y no estés de acuerdo. ¡A nosotros nos pasa igual! 

Los tres son postres típicos de Pascua, y en los tres casos están marcados por la tradición que aún se mantiene en muchas zonas de Galicia: Son los regalos que los padrinos hacen a sus ahijados el Domingo de Pascua, en origen, para tener con qué celebrar el fin del recogimiento asociado a la Cuaresma y sus limitaciones alimentarias. ¿Cómo no iba a celebrarse algo así con un festín gastronómico? ¡Estamos en Galicia!

Mismos ingredientes, distinto resultado

Algo de cierto hay en que el Roscón de Pascua, la Mona de Pascua y el Pan de Huevo tienen similitudes. Los tres comparten algunos ingredientes básicos, como la harina, la levadura, la mantequilla, el azúcar o los huevos y también la forma de amasar: De fuera adentro, al principio y cuando la masa es tan consistente que se te pega a las manos, haciendo fuerza con la parte baja de las palmas de las manos, nunca con los dedos, y dando vueltas a la masa como si lavásemos una prenda de ropa a mano, pero con delicadeza.

En los tres casos, el método es importante, tanto como dejar levedar bien la masa, pero luego tienen sus variaciones y dentro de cada postre, hay muchos secretillos de cocinero que hacen que en cada casa sepan y tenga un aspecto diferente.

Vamos allá con la receta de Pan de Huevo. No vamos a negar que tiene su dificultad, pero lo que más falta hace es tiempo, así que vamos a estar un buen rato entretenidos.

Ingredientes del Pan de Huevo

9 huevos

1,5 kilos de harina de fuerza

375 gramos de Mantequilla Tradicional Larsa

100 gramos de levadura fresca

375 gramos de azúcar

La ralladura de medio limón

1\2 vaso de anís

1\2 vaso de Leche Entera de Pastoreo Larsa

Vuelca la harina sobre la superficie de trabajo y dale forma de volcán. Reserva un puñado para el amasado, si quieres, pero no añadas más harina a la masa de la que te marcamos en la receta o el resultado será distinto.

Desmenuza la levadura en medio vaso de Leche Entera de Pastoreo Larsa templada y déjala reposar 15 minutos. 

Mientras, mezcla los huevos, la ralladura de limón, el anís y el azúcar. Ten en cuenta que todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente. Agrega dentro del volcán la leche y la levadura primero e intégrala con la harina. Luego debes verter el resto de los ingredientes mezclados.

Primero puedes ir mezclando poco a poco la harina con los líquidos con una espátula de madera desde dentro del volcán hacia afuera hasta que la masa vaya engordando y haga falta meterle mano. Es el momento de añadirle la harina que habíamos reservado y de amasar como te indicamos más arriba.

El amasado y la temperatura, lo más importante

Amasa durante 2 o 3 minutos y deja la masa descansar otros 10. Luego vuelve a trabajar la masa durante unos minutos más hasta que se despegue de la mesa con facilidad. Envuélvela en un paño de cocina limpio y seco y colócala dentro de una cesta o una palangana de plástico.

Debes dejar la masa descansar durante una noche sin corrientes de aire y a una temperatura de al menos 20 grados para que levede. Repite el amasado y vuelve a dejarla levedar otras 8 horas tapada y envuelta en el paño. Cuando haya vuelto a crecer, es el momento de darle la forma trenzada haciendo 3 bolas de masa y estirándolas en tiras qie trenzaremos a continuación. 

En ese momento tienes que dejar que el Pan de Huevo vuelva a levedar otras 8 horas a la misma temperatura, tapado y apartado de las corrientes. Decóralo con huevo batido y almendra antes de hornear.

El Pan de Huevo debe cocerse durante 30 minutos a 180 grados. En cuanto pasen los primeros 10 su olor inundará tu cocina, pero, ¡no abras el horno hasta que esté cocido! Puedes comprobarlo con un palillo.

Ésta es una receta tradicional, con sus tiempos de levedado, pero hay quien los acorta metiendo la masa en el horno previamente calentado. Cualquier método es bueno si ves que la masa dobla su volumen en cada una de las 3 fases.

Mona de Pascua

Como habrás podido deducir, el Pan de Huevo debe su nombre por el peso que tienen los  huevos en la receta, pero la Mona de Pascua no se queda atrás, sobre todo por los huevos cocidos que lleva sobre la masa. Estos son los ingredientes:

120 ml de agua

Una nuez de levadura prensada

Una cucharadita de anís 

50 g de Mantequilla Tradicional Larsa

175 g de azúcar

750 g de harina de fuerza

1/2 cucharadita de sal

4 huevos 

8 huevos cocidos con cáscara

El procedimiento es similar al del Pan de Huevo, pero cambia el final, cuando tendremos que dar a la masa una forma de rueda y cambiar el decorado por los huevos cocidos, que asentaremos sobre la masa antes de meterla en el horno.

Rosca de Pascua

La Rosca de Pascua es tradicional en toda Galicia, y especialmente en el Sur, donde la tradición de los padrinos también está muy viva. El amasado y levedado no varían de los dos postres de Pascua anteriores, y como en el caso de la Mona de Pascua, a la Rosca de Pascua se le da forma de rueda. Los ingredientes son los siguientes:

880 g de harina de fuerza

6 huevos de corral

160 g de azúcar

80 g de manteca de vaca derretida o Mantequilla Tradicional Larsa

Ralladura de un  limón 

Ralladura de una naranja 

Zumo de media naranja

25 g de levadura fresca

2 cucharadas de esencia de anís 

9 g de sal

125 g de Leche Entera de Pastoreo Larsa

¿Te animas a meterte en la cocina y recordar a tus padrinos o ahijados? Tienes dónde elegir y ya sabes, no hay como la cocina para darse un homenaje.

1677