Pollo en salsa de champiñones

Estamos seguros de que con esta receta se te hará la boca agua. Una elaboración muy sencilla y un resultado más que satisfactorio. ¡Prepara los ingredientes, que estamos a punto de comenzar!

Notas de interés / Consejos

Esta receta está pensada para 4 comensales. El pollo en salsa de champiñones es una receta muy completa. Sin embargo, también puedes acompañar este plato con una guarnición de arroz o patatas.

Alérgenos

Lactosa, gluten.
larsa img

¿Qué productos de Larsa necesitas para hacer la receta?

Ingredientes

  • 8 filetes de pechuga de pollo
  • 500 g de champiñones
  • 200 ml de nata para cocinar Larsa
  • 1 cucharada de harina
  • 500 ml de caldo de pollo
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • Sal
  • Pimienta

Para comenzar, pica la cebolla y lamina los ajos. Pon una sartén a fuego medio, con un chorrito de aceite. Cuando el aceite esté caliente, añade las pechugas.

Dora las pechugas por un lado y sazónalas con sal y una pizca de pimienta negra cuando les des la vuelta. Ahora toca dorar por el otro lado y retirarlas de la sartén.

Sofríe la cebolla y el ajo en el mismo aceite. Remueve de vez en cuando para evitar que se quemen.

Cuando la cebolla y el ajo comiencen a dorarse, sube el fuego y añade la mitad de los champiñones, añade sal y tapa durante unos minutos.

Remueve los champiñones de vez en cuando. En cuanto se reduzca el agua, incorpora la harina y remueve.

Una vez integrada la harina, añade la nata y la mitad del caldo a la mezcla. Remueve muy bien para unificar todos los ingredientes.

Cuando la salsa comience a hervir, añade sal y pimienta negra. Baja el fuego y sigue cocinando durante 2 minutos.

Si la salsa queda demasiado espesa, añade un poco de caldo y deja calentar un par de minutos más.

En cuanto la salsa tenga una textura entre líquida y espesa, viértela sobre un vaso apto para batir y tritúrala con una batidora.

Vierte la salsa triturada en la sartén y añade las pechugas. Deja que se cuezan durante 10 minutos.

En otra sartén, saltea el resto de los champiñones con un poco de aceite de oliva. En cuanto comiencen a dorarse, retíralos del fuego y añádelos a la sartén de las pechugas con la salsa. Deja que se cueza todo durante un minuto y apaga el fuego. ¡Y a disfrutar!