Vieira rellena gratinada

Un primer plato para complicarse lo justo en las fiestas: ¡Sencillo, riquísimo y Larseiro!

Notas de interés / Consejos

Esta receta sólo contiene como marisco la carne de vieira, pero si quieres hacer un plato aún más glamuroso, puedes añadirle 2 o 3 langostinos o gambas por comensal e incorporarlos cuando prepares el sofrito con la cebolla y el ajo.

Alérgenos

Marisco, Lactosa, Gluten
larsa img

Ingredientes

(Para 6 personas)

  • 6 vieiras limpias con concha (8 si crees que alguien repetirá)
  • 1 cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • 1 vasito de vino blanco Albariño.
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 cucharada generosa de Mantequilla Tradicional Larsa.
  • 1/2 litro de Leche de Pastoreo Entera o Semidesnatada Larsa.
  • Sal y pimienta.

Elaboracion

Las vieiras son uno de los mariscos más resultones para una cena de Nochebuena o la comida de Navidad, especialmente en casas de mesa grande. Como verás, esta receta es muy fácil de hacer, y está buenísima, pero además tiene dos grandes ventajas: Puedes adelantarla todo cuanto quieras y simplemente hornearla 5 minutos antes de sentarte a la mesa y además, al estar gratinada, aguanta el calor para esperar a los rezagados en sentarse y servir el plato caliente a todos los comensales a la vez. Las vieiras rellenas gratinadas son una evolución de un plato clásico de la gastronomía gallega, la Vieira a la gallega o al horno. Los dos se hornean, lo que cambia en este caso es el relleno que lleva la concha. Sí, aunque las compres congeladas, vas a necesitar que conserven su concha. Las vieiras son un bivalvo con un sabor espectacular pero suave, que en pocos pasos permite preparar un plato buenísimo. Y además, es mucho más sencillo de comer que otros mariscos, ¡ideal para todas las edades!

Limpia bien las vieiras, lávalas con agua fría y separa los corales del medallón. Deja las conchas con los medallones dentro y reserva los corales

Pica bien fina la cebolla y el ajo y ponlos a sofreír en una olla baja o un cazo con aceite de oliva. Si quieres añadir algún otro marisco, hazlo cuando la cebolla esté ligeramente pochada

Añade el vino y deja cocer la mezcla hasta que se reduzca a la mitad. Salpimenta ligeramente, retira el cazo del fuego y reserva. En una sartén derrite a fuego suave la mantequilla, añade la harina y remueve con unas varillas

Deja que la harina se cueza a fuego bajo durante unos minutos hasta que se dore, sin dejar de remover para eliminar el sabor a harina cruda. Vierte la leche a temperatura ambiente sobre la sartén sin dejar de remover para deshacer los grumos

Cuando la salsa haya espesado, añade los corales y deja cocer 5 minutos más. Luego tritura la bechamel con una batidora de brazo para trocear los corales y, mientras, añade el sofrito

Ya tienes listo el relleno, sólo queda rectificar de sal y pimienta y rellenar las vieiras

Para facilitarte las cosas, puedes esparcir una buena capa de sal gorda sobre la fuente de horno antes de colocar las conchas de las vieiras. De este modo, no se moverán

Rellena las conchas con la bechamel mientras precalientas el horno a 200 grados

Introduce la bandeja en la parte superior del horno con la función de gratinado activada y deja cocer durante unos 5 a 8 minutos o hasta que estén doradas. ¡Todo el mundo a la mesa!