El Pastoreo, un modelo de producción sostenible

El Pastoreo es un modelo asentado en la tradición de Galicia, pero también en la historia de Larsa. Un régimen que permite a las vacas pastar al aire libre, sin agobios y sin estrés, durante un número determinado de horas al día. El resultado son productos que cumplen los altos estándares de calidad, con un delicioso sabor y una consistente textura, que velan por la salud de nuestros Larseiros, el bienestar de nuestras vacas y el respeto por el medioambiente. 

Todo esto apunta a que el Pastoreo es un modelo de producción ganadera sostenible, ¿a que sí? Pero, ¿lo es realmente? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!  

Libertad y control del ganado 

La principal característica diferencial del Pastoreo es la libertad de la que disfrutan nuestras vacas. Ellas salen a pastar durante un número determinado de horas al día, lo que les permite disfrutar de la tranquilidad de los pastos, desarrollándose en su hábitat natural y evitando el estrés, tan habitual en las ganaderías que no son de Pastoreo. 

Para obtener el certificado de Pastoreo que expide SGS, las ganaderías de Larsa tienen que garantizar que sus vacas pastan un mínimo de 120 días al año, 6 horas al día.  

Pero pastar no significa sólo liberar a las vacas en un pasto. Nuestros ganaderos tienen que acreditar formación en el manejo de los pastos, contar con una carta de calificación sanitaria y llevar un registro con las necesidades sanitarias de cada una de sus vacas, documentación que se revisa en cada inspección. 

El manejo de los pastos es propio de ganaderías sostenibles. Y es que una de las características asociadas a este sistema de producción determina que todos los conocimientos deben ser organizados y escritos. Esto permite llevar un control del ganado, pudiendo volver a ellos siempre que se necesite.  

Características de los pastos 

Para que los pastos sean considerados de Pastoreo, tienen que cumplir una serie de requisitos. Por un lado, deben tener hierba fresca y abundante con al menos 5 cm de alto. Y, por otro lado, deben contar con un amplio terreno para las vacas, concretamente de una hectárea de terreno por cada 2,5 vacas adultas.  

Desde el punto de vista de la sostenibilidad, todo esto es un plus: Las vacas, al contar con un amplio terreno para pastar, consumen la hierba directamente de los pastos, alimentándose de forma natural y reduciendo el gasto energético y el uso de materias primas necesarias para elaborar alimentos artificiales. ¡La naturaleza nos brinda su alimento! Y por si eso fuera poco, la alimentación de las vacas estimula el crecimiento de especies vegetales en el territorio en el que viven, compensando los niveles de carbono. 

El resultado: Vida más relajada y sostenible 

En los pastos, la vida de las vacas es muy tranquila. Ellas pastan, sin estrés ni agobios, disfrutando de la paz de los paisajes de Pastoreo gallegos, de la compañía de sus compañeras y resguardándose a la sombra de un árbol si tienen calor. Y es que la Leche de Larsa se recoge en más de las 500 ganaderías certificadas en régimen de Pastoreo de tamaño medio. 
 
La tranquilidad del ambiente y la alimentación natural de las vacas son dos factores clave a tener en cuenta si hablamos de un modelo de producción sostenible. Y es que todo esto mejora la salud y la calidad de vida de nuestras vacas. ¡Vacas felices que viven más años que las de ganaderías industriales!  
 

Reduce las emisiones y aprovecha los recursos animales 

Como hablábamos en este post, el Pastoreo tiene implicaciones para el medio ambiente. Entre sus beneficios, podemos destacar su acción contra el cambio climático, el respeto por la biodiversidad, la reducción del riesgo de incendios, la regeneración del suelo, u otro tipo de implicaciones como el mantenimiento de la población rural. 
 
Por esto y mucho más, el Pastoreo es un modelo de producción sostenible. Un sistema con grandes ventajas, que garantiza la salud de los consumidores, la calidad de vida de los animales y el respeto y el cuidado por el medio ambiente. 

La próxima vez que estés en el supermercado y escojas alguno de los productos de Larsa, además de disfrutar de todo su sabor, estarás eligiendo un producto elaborado con Leche de Pastoreo certificada 100% Gallega. Un alimento que nace de un modelo de producción sostenible, que fomenta el entorno rural, que cuida de las vacas y de sus consumidores. #AquíFacémoloAsí   

774