Larsa estrena nuevo tapón y brik de leche cero emisiones

En Larsa reforzamos nuestro compromiso con el medio ambiente y damos un paso más allá en la protección de los Paisajes de Pastoreo donde nuestras vacas pastan libremente. Por eso, a partir del 16 de octubre, nuestros briks de leche contarán con un nuevo tipo de tapón que se mantendrá unido al envase. 

El motivo de este cambio es una mejora en beneficio de todos y del planeta. Los tapones son un tipo de residuo que puede llegar fácilmente a la naturaleza y contribuir a la contaminación de todo tipo de espacios naturales, especialmente en los ríos y el océano, por su reducido tamaño y peso. Para limitar las posibilidades de que esto ocurra, un gesto tan sencillo como unir el tapón al brik puede suponer una gran diferencia para que el proceso de reciclado del envase sea completo. 

Existe un riesgo específico cuando los tapones se separan de los envases y es la mayor probabilidad de que se descompongan en microplásticos. A su vez, este tipo de contaminación podría llegar de nuevo al ser humano tras pasar por el medio acuático. 

¿Cómo es el nuevo tapón en los briks de Leche Larsa? 

En todo caso, y para mejorar la reciclabilidad de nuestros envases, el nuevo tapón de los briks de Leche Larsa mantiene su origen vegetal porque se elabora a partir de caña de azúcar. Así, también contribuimos a disminuir nuestro impacto en el medio ambiente y a reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera en comparación con los plásticos de origen fósil. 

Al igual que ocurría hasta ahora, podrás identificar fácilmente tu tipo de Leche Larsa favorita también a través del tapón, que será el de cada tipo de leche: azul para Entera, verde para Semidesnatada y rojo para Desnatada. En el caso de la Leche sin Lactosa Larsa, los tapones serán igualmente rojos o verdes, en función de si es Leche sin Lactosa semidesnatada o Leche sin Lactosa desnatada, respectivamente. 

Además, todos los envases de Larsa son cero emisiones netas, es decir, neutros en emisiones de carbono, avalado con el certificado AENOR. En conjunto, los briks de Leche Larsa y el nuevo tapón son un claro ejemplo de la importancia que el cuidado por el medio ambiente representa para nosotros. 

Más beneficios del nuevo tapón de Leche Larsa

La reducción de plásticos en el medio ambiente y de la contaminación son los motivos por los que el nuevo tipo de tapón de los briks de Leche Larsa permanecen unidos. Sin embargo, hay otros beneficios colaterales que también deben tenerse en cuenta. 

Los tapones unidos al envase reducen el riesgo de que estos se utilicen de manera inapropiada, por ejemplo, si son manipulados por niños pequeños. Con este tipo de tapón el riesgo de atragantamiento pasa a ser mínimo. 

Por otro lado, al conectar brik y tapón, es menos probable que la Leche Larsa pueda estropearse durante el transporte, la venta o el almacenamiento por un daño en el cierre o una mala manipulación del tapón. Gracias a esto, se reducen riesgos sanitarios derivados de una mala conservación.

709