Croquetas de espinacas

Una receta de croquetas de espinacas muy sencilla de hacer. Con muy pocos ingredientes, elaborarás una receta muy cremosa con Leche Larsa 100% gallega, 100% de Pastoreo.

Notas de interés / Consejos

A la hora de freír las croquetas, lo más recomendable es que calientes el aceite antes de introducirlas en la sartén. Si el fuego está demasiado alto, las croquetas se quemarán y no se harán por dentro.

Alérgenos

Lácteos, gluten, huevo.
larsa img

Ingredientes

  • 300 g de espinacas
  • 750 ml de Leche Entera Larsa
  • ️90 g de harina
  • ️1 cebolla
  • 1 diente de ajo 
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo
  • Harina y pan rallado para rebozar

Lava las espinacas, retírales los tallos, córtalas finamente y resérvalas hasta que llegue el momento de incorporarlas a la receta.

Pela y pica la cebolla y el ajo y ponlos a rehogar en una sartén con un chorrito de aceite.

Cuando comiencen a transparentar, incorpora la harina y remueve la mezcla durante un par de minutos. Añade la leche y la sal, y sin dejar de remover, cocina la bechamel durante 10 minutos.

Transcurrido ese tiempo, agrega las espinacas, remueve la mezcla y deja que se cocinen durante 5 minutos. 

Vierte la masa en una fuente y espera a que se enfríe. Cúbrela con papel film e introdúcela en el frigorífico durante 24 horas.

Saca la masa de la nevera, córtala en pequeñas porciones y ayudándote de dos cucharas, dales forma redonda. 

Prepara tres platos, uno para la harina, otro para el huevo batido y el último para el pan rallado. Reboza tus croquetas siguiendo el orden: primero harina, luego huevo y después pan rallado.

Pon una sartén al fuego con abundante aceite y deja que alcance una temperatura media. Introduce las croquetas y fríelas por los dos lados. 

Escúrrelas en una fuente cubierta con papel de cocina. 

¡Que lo disfrutes!