Cómo hacer el mejor flan de queso del mundo

Ese postre tan socorrido que siempre conquista y gana con el sabor del Pastoreo Larsa

Notas de interés / Consejos

¿A qué Larseiro no le gusta un buen flan? Nosotros tenemos nuestro favorito, cómo no, el Flan de Queso. La receta es mucho más sencilla de lo que parece y todos los ingredientes los podrás encontrar en tu supermercado de confianza. Antes de empezar, prepara los envases en los que vas a depositar el Flan de Queso. Es mejor que uses varios y de pequeño tamaño, así evitarás que se seque y quedará más cremoso. Dividiremos la receta en dos partes, la primera la elaboración del flan en sí; la segunda, la elaboración del caramelo, una parte esencial y muy sabrosa del flan.

Alérgenos

Lactosa, huevo
larsa img

Ingredientes

(Para 6 raciones)

Para el flan:

Para el caramelo:

  • 100 g de azúcar
  • 30-40 ml de agua caliente
  • 1 cucharada de postre de zumo de limón

Elaboracion

¿Sabes de dónde viene la receta del flan? No, no lo inventaron las abuelas . El flan tiene su origen en la antigua Roma, época en la que se empezaron a hacer elaboraciones con huevos de gallina. Tras muchas variaciones, es a partir del siglo VII cuando la receta del flan comienza a extenderse, siendo los franceses los que lo denominaron como creme renversee au caramel, el postre estrella que conocemos hoy en día como flan. Lo llamemos como lo llamemos, el flan sigue siendo el postre preferido de pequeños y mayores, así que vamos a compartirte los mejores trucos y consejos para que puedas hacer el mejor flan de queso casero del mundo. ¿Estás preparado? Estos son los pasos que tienes que seguir:

Para preparar el caramelo, lo primero que debes hacer es mezclar en un cazo a fuego medio el azúcar con un poco de agua y zumo de limón. Remueve despacio y con utensilios de metal. Una vez que coja color dorado, echa el agua restante.

Cuando el caramelo adquiera un color más dorado, viértelo en los recipientes individuales. Rótalos ligeramente para extender el caramelo por el fondo y los lados antes de que enfríe.

¡Y ahora es el momento de empezar con la preparación del flan! Pon el horno a calentar a 160 grados, calor arriba y abajo y con la rejilla en la zona media.

Ahora sí, con ayuda de unas varillas, bate los huevos con el azúcar. Una vez que tengas esa mezcla, añade el queso. Si aparecen algunos grumos, puede ser porque el queso no estaba a temperatura ambiente, pero si continúas batiendo suavemente se irán disolviendo.

Ahora que tenemos en un bol los huevos, el azúcar y el queso bien mezclados (y con un aspecto homogéneo), añádele la leche y continúa batiendo con las varillas para poder disfrutar del mejor Flan de Queso casero.

Vierte la mezcla en los moldes que tenías previamente preparados con el caramelo y deposítalos en una bandeja de horno lo suficientemente profunda para hacer los flanes al baño María. Tranquilo Larseiro, ahora te explicamos cómo hacerlo.

Llena la bandeja del horno con agua hasta que esta cubra la mitad de los moldes para poder realizar el famoso baño María. Ya solo queda esperar y vigilar que el agua no se evapore.

Dejaremos nuestros flanes en el horno durante 45 minutos o incluso una hora. Para saber si están listos y retirarlos del calor, pinchamos con un palillo uno de ellos. El palillo debe salir limpio.

¿Puedes disfrutar de ellos ya? ¡Nooo! Deja que se enfríen completamente y mételos en la nevera durante unas 4 horas para que estén perfectos para su consumo.

Y ahora sí, disfruta del mejor flan de queso casero del mundo con quien tú quieras. ¡Qué aproveche!