Helado de Yogur Larsa

Un placer veraniego con más de 30 sabores posibles

Notas de interés / Consejos

La textura del helado perfecto depende de la cantidad de líquido que contenga la mezcla (la leche del yogur) y de la grasa y el azúcar, que compensan la tendencia a cristalizar de los líquidos. Por eso son importantes las proporciones, aunque también influye el tipo de congelador que tengas o si usas una heladera. Si la mezcla que obtengas antes de congelar no es cremosa, el helado tampoco lo será. Comprueba su evolución durante el proceso.

Alérgenos

Lactosa, Miel
larsa img

Ingredientes

  • 4 Yogures Larsa de tu sabor preferido
  • 200 ml de Nata para Montar Larsa
  • 2-4 cucharadas de miel (en función del sabor elegido ¡y de cuánto te guste el dulce!)

Elaboracion

Sí, los fans de los yogures Larsa son legión y esta es cada día más numerosa, pero también más diversa. Tanto como la gama de sabores Larseiros, probablemente la más amplia del mercado, con 30 posibilidades para el deleite de los amantes del yogur. Hay larseiros que prefieren comerse los yogures batidos; otros, tal cual están nada más destaparlos; otros aprovechan hasta los restos de la tapa o los comparten con sus mascotas... Y también hay quien los utiliza con maridajes y recetas de lo más variado, tanto en invierno como en verano. ¿Y tú? ¿Es posible que lleves años disfrutando de los yogures Larsa sin haber probado a elaborar un helado de yogur? ¡Eso hay que remediarlo! Si te gustan los helados, este helado de yogur hecho en casa, te apasionará y lo tendrás listo en muy poco tiempo. Vamos a explicarte cómo hacerlo paso a paso.

Coloca los yogures Larsa del sabor que hayas elegido en un colador de tela y asegúrate de retirarles todo el suero.

Mientras, monta la Nata Montada Larsa con azúcar o endulzante para asegurarte de lograr una consistencia suficientemente firme.

Añade a los yogures 2 o 4 cucharadas generosas de miel. La cantidad dependerá de qué sabor utilices para el helado, ya que si por ejemplo utilizas el Yogur Natural Larsa, habrás de agregar el doble de miel que con uno azucarado.

Remueve los yogures con la miel con ayuda de unas varillas para mezclarlo todo bien y lograr una textura más cremosa en tu helado de yogur.

Es la hora de mezclar la nata con los yogures. Añádela cucharada a cucharada hasta completar todo el proceso. Es clave que la mezcla sea cremosa para un helado de yogur perfecto.

Vierte la mezcla en un recipiente metálico o un molde y mételo en el congelador durante 3 o 4 horas.

En mitad del proceso comprueba que la mezcla no haya cristalizado y si observas que tiende a hacerlo, bátela de nuevo cada media hora.

Saca el helado del congelador 10 minutos antes de servirlo. Adórnalo si lo deseas con pepitas de chocolate, hojas de menta o frutos secos, ¡y a disfrutar!

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si sigue navegando por la página, significa que está de acuerdo y acepta nuestra Política de cookies.