Mejillones tigre

Una receta tan Larseira como marinera

Notas de interés / Consejos

Los mejillones tigre son muy fáciles de preparar. Tan solo debes tener un poco de práctica con la bechamel, porque el resto de la receta es muy sencilla. El nombre de mejillones tigre viene de la receta clásica, que utiliza pimentón picante o tabasco para darle un toque picante a este preparado. Los Larseiros que adoran el picante tienen todos los pasos que necesitan para degustar unos deliciosos mejillones, pero en Larsa también pensamos en los más clásicos, ¡así que tú eliges!

Alérgenos

Marisco, Lactosa, Gluten
larsa img

Ingredientes

(Para 4 personas)

  • 1 kg de mejillones 
  • 200 g de gambas 
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 2 cucharadas soperas de tomate triturado o 1 tomate entero para salsa
  • 125 g de Mantequilla Tradicional Larsa
  • 1 litro de Leche de Pastoreo Tradicional Larsa
  • 4 cucharadas de harina 
  • Nuez moscada
  • 2 huevos batidos (para rebozar)
  • 500 g de pan rallado (para rebozar)
  • Aceite de Oliva Virgen Extra para freír 
  • Tabasco o pimentón picante (al gusto)
  • Sal

Elaboracion

Los mejillones son uno de esos moluscos que gustan a todo el mundo y típicos de la gastronomía de Galicia. Aquí nos encanta rendir tributo a sus productores y a las Rías Baixas, donde crecen como en ningún sitio, con múltiples elaboraciones que sacan todo el partido a su versatilidad. Los mejillones al vapor son una de esas preparaciones más clásicas, pero hoy te proponemos una receta ideal para sorprender a los tuyos: Los mejillones tigre, un aperitivo o primer plato perfecto. ¡Porque Aquí lo hacemos así! Necesitarás unos mejillones de buena calidad, una buena bechamel y rebozarlos en pan rallado. ¡No tiene más secreto! ¿Quieres comprobarlo? Sigue los pasos:

Para comenzar debes lavar en agua fría los mejillones, retirando las barbas y los restos de la concha con un cuchillo. Viértelos en una olla con un dedo de agua con sal gorda y ponla a fuego vivo. Cuando se abran, estarán listos.

Retira la cazuela del fuego y espera a que los mejillones enfríen. Reservar el agua para darle más sabor a mar a tu bechamel.

Retira los mejillones de las conchas, pícalos bien y reserva. Guarda las conchas para emplatar después tus mejillones.

Si utilizas gambas peladas solo tienes que picarlas menudas y mezclarlas con los mejillones.

Pica el ajo, la cebolla y el pimiento y sofríelos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Primero los dientes de ajo durante medio minuto y luego la cebolla y el pimiento. Añade una pizca de sal y en 10 minutos lo tendrás todo rehogado.

Añade las gambas y los mejillones, junto con el tomate y medio vaso del caldo de los mejillones bien colado. Si quieres darle un toque picante, añade unas gotitas de tabasco o una cucharada de pimentón picante. Deja que la salsa reduzca unos 10 minutos sin parar de remover y reserva.

Es el momento de preparar la bechamel. Utiliza la mantequilla para rehogar la harina con unas varillas y añadir luego la leche. Remueve la bechamel todo el rato hasta que esté bastante espesa y añade al final la nuez moscada.

Mezcla el relleno de mejillón con tomate y la bechamel hasta que tengas una masa homogénea y deja que enfríe. Rellena cada concha con esta pasta y pasa tus tigres por huevo batido y pan rallado.

Por último fríelos en aceite de oliva muy caliente, hasta que veas que el pan rallado está bien doradito. Escúrrelos unos minutos boca abajo en papel absorbente. No te preocupes, agradecerás que enfríen un poco antes de poder saborearlos. ¡Qué aproveche!