Receta de Bizcocho de chocolate con yogur Cremosísimo

Un clásico mejorado, ideal como postre o merienda para un fin de semana #Larseiro

Notas de interés / Consejos

¿Te apetece un buen bizcocho? Qué gran clásico para merendar, de postre o como desayuno para empezar bien pero bien bien el día. Y por si fuera poco tenemos la mejor receta de bizcocho de chocolate para que te salga bien esponjoso y cremoso. ¿Lo has adivinado? Este es un bizcocho de chocolate con yogur, pero no cualquier yogur, un Cremosísimo de Larsa natural con el que conseguirás la mejor textura posible para tu bizcocho y el sabor de siempre, de la Leche de Pastoreo. Y, recuerda, ¡Nada como nuestros vasitos de yogur para las medidas! Sólo te damos un consejo especial: Una vez que lo metas al horno, no lo abras hasta que pasen 35 minutos.

Alérgenos

Lactosa, Huevo, GIuten
larsa img

Ingredientes

Elaboracion

Hacer un bizcocho de chocolate con yogur Larsa, por supuesto, es lo más fácil del mundo. La preparación lleva como mucho 10 minutos, lo mismo que precalentar el horno y luego sólo queda esperar con un ojo puesto en el horno hasta que esté en su punto. Por eso es una de esas recetas ideales para preparar en familia, con niños, y pasar un rato entretenido. Y la recompensa es maravillosa, una merienda casera riquísima que siempre triunfa en el centro de la mesa de cualquier reunión familiar o entre amigos. Navidad, cumpleaños, un día de frío y lluvia… ¡Cualquier ocasión es buena! Ya te hemos adelantado que tenemos el secreto para que tu bizcocho de chocolate te salga más cremoso que ningún otro: nuestro Yogur Cremosísimo natural con Leche de Pastoreo. Así que sólo te queda ponerlo a prueba y seguir nuestros pasos. ¿Te animas?

Antes de nada, vacía el contenido de tu Yogur Cremosísimo en un pequeño bol y enjuaga y seca el vaso con un papel de cocina. Lo vas a necesitar para empezar a medir.

En un bol grande, vierte el azúcar y la mantequilla derretida a temperatura ambiente y bate enérgicamente con unas varillas.

Casca y vierte los huevos a temperatura ambiente y el yogur vuelve a mezclar.

Ahora usa un colador o un tamiz para añadir poco a poco la harina y la levadura previamente mezcladas.

Ve agregando poco a poco y batiendo con las varillas. Así te asegurarás de airear la mezcla para que tu bizcocho sea realmente esponjoso.

Por último añade el cacao y mézclalo bien con la masa.

Cubre tu molde con un poco de mantequilla o con un papel de horno, si es plano, y vierte la masa en él.

Precalienta el horno a 200 grados durante 10 minutos y bájalo a 180 antes de introducir el molde a altura media y con calor por arriba y abajo.

Cierra el horno y no vuelvas a abrirlo hasta que pasen 35 minutos. Si cometes este pequeño error, el cambio de temperatura hará que tu bizcocho se baje.

Pasado este tiempo, usa un palo de brocheta para pinchar el bizcocho. Si sale limpio, estará listo. Si sale húmedo de masa, déjalo 5 minutos más y vuelve a probar. Ya sabes que cada horno tiene su personalidad ;).

Cuando esté listo, apaga el horno y saca el bizcocho del horno para dejarlo enfriar. ¿Necesitas sugerencias para acompañarlo? Un buen vaso de Leche de Pastoreo Larsa es lo ideal.