Receta tradicional Orejas de Carnaval

Uno de esos postres gallegos de Carnaval que despiertan la locura

Notas de interés / Consejos

Las Orejas de Carnaval tienen algún que otro secreto para que salgan verdaderamente crujientes. Por ejemplo, dejar reposar bien la masa y sobre todo, estirarlas bien finitas. A la hora de freír, puedes utilizar el aceite que desees, aunque hay cocinillas que prefieren en este caso el de girasol porque da menos sabor a las orejas. Una vez que termines, espolvorea el azúcar glas cuando las orejas hayan enfriado

Alérgenos

Leche, Gluten, Huevos
larsa img

Ingredientes

  • 1 kg de harina del país
  • 4 huevos
  • 1 cdta de levadura en polvo
  • 200 g de Mantequilla Larsa derretida
  • 230 ml de Leche de Pastoreo Entera Larsa a temperatura ambiente
  • Ralladura de un limón
  • Esencia de anís o un 10 ml de anís en licor
  • Aceite para freír
  • Azúcar glas

Elaboracion

En Larsa somos mmuuy golosos y nos encanta preparar recetas y compartirlas contigo para que disfrutes de la cocina y descubras el sabor diferencial de los postres elaborados con Leche de Pastoreo. Sabemos que a nuestros queridos #Larseiros les encantan las filloas, pero hemos decidido elaborar también la mejor receta de Orejas de Carnaval para que disfrutes del Entroido en toda su dimensión. Te explicamos paso a paso la receta para que no te pierdas.

Casca y vierte los huevos sin batir en un bol y ralla sobre ellos la piel de limón, con cuidado de no llegar a la parte blanca de la piel

Añade la Leche Entera Larsa, la Mantequilla Larsa y el anís y bate todo junto con ayuda de unas varillas

Mezcla la harina con la sal y la levadura y vierte poco a poco sobre los líquidos, previamente tamizada a medida que vas removiendo con una espátula de madera o silicona. Si ves que queda demasiado dura, puedes añadir una cucharada más de leche

Cuando hayas terminado con la harina, tendrás una masa consistente que podrás trabajar con las manos, así que ¡Vamos allá!

Extiende la masa sobre la encimera previamente enharinada y amasa bien para mezclarlo todo. Es recomendable que lo hagas por espacios de 5 a 8 minutos y dejes reposar la masa unos 10 antes de repetir el proceso, al menos una vez más

Una vez terminado el amasado, la masa debe estar compacta y algo húmeda al tacto pero sin que se pegue a los dedos. Envuélvela en un paño limpio y deja reposar la masa 1 hora a temperatura ambiente

Corta trozos de masa del tamaño de una nuez y extiéndelas con un rodillo hasta hacerlas lo más finas posibles, antes de empezar a freírlas. Si se quedan pegadas al rodillo o a la encimera, humedécelo todo con aceite.

A la hora de freír, utiliza una sartén amplia y con el aceite caliente pero sin que llegue a humear, ve friendo las orejas por los dos lados con cuidado de que no se quemen porque se hacen muy rápido. Con las primeras controlarás la temperatura ideal

Colócalas sobre un papel de cocina absorbente a escurrir ante de servirlas en una fuente. Una vez que hayas terminado, espolvoréalas con azúcar glas. ¡Verás como tus comensales se chupan los dedos!