Roscón de Reyes relleno de Nata

Una delicia larseira para despedir la Navidad, ¡y los homenajes! hasta el año que viene

Notas de interés / Consejos

Hay muchas recetas de roscones de Reyes, un bollo riquísimo y perfecto para desayunar o merendar el Día de Reyes que además puedes convertir en el juego de a ver quién encuentra la o las sorpresas y el haba, si quieres colar el “antipremio” y adjudicar a quien lo encuentre el roscón del próximo año. Te presentamos la mejor receta de Roscón de Reyes relleno de Nata Larsa. Es fácil obtener un buen resultado, sólo hay que respetar los tiempos de fermentación. Si lo tuyo no son los rellenos, puedes hacerlo sin él, estará buenísimo igual.

Alérgenos

Lactosa, gluten, frutos secos, fruta
larsa img

Ingredientes

Para el Roscón:

  • 340 g de harina de fuerza
  • 200 ml de Leche Entera de Pastoreo Larsa
  • 140 g de fermento o la masa madre ya preparada
  • 80 g de azúcar
  • 60 g de Mantequilla Tradicional Larsa
  • La piel de una naranja
  • La piel de un limón
  • 2 cucharaditas de agua de azahar
  • 1 rama de canela
  • 15 g de levadura de panadero o fresca
  • 2 huevos.
  • Una pizca de sal
  • 1 huevo batido 
  • Almendras laminadas, guindas, o fruta escarchada y azúcar glas para decorar

Para la masa madre:

  • 90 g de harina de fuerza
  • 50 ml de Leche Entera de Pastoreo Larsa
  • 2 g de levadura de panadero.

Para el relleno:

Elaboracion

El Día de Reyes está cargado de emociones desde que despiertas por la mañana con tus sorpresas y las de los demás hasta que disfrutas alrededor de la mesa para comer o merendar con la familia. Y ya, de paso, despedir las fiestas de Navidad hasta el año que viene. Sí, es la última jornada y muy probablemente la última etapa de la auténtica maratón gastronómica en la que hemos convertido la Navidad en casa. Pero, como solemos presumir, Larsa es sinónimo de tradición, así que preferimos no dejar escapar esta para enseñarte cómo triunfar con la mejor receta de Roscón de Reyes relleno de Nata. ¿Todavía no has probado a hacerlo en casa y maravillar a tus seres queridos con tus dotes con la repostería? No vamos a decirte que lo harás rápido pero es mucho más sencillo de lo que parece. ¡Vamos, que aún quedan unos días para planificarte y llegar a tiempo! La nuestra es la mejor receta del Roscón de Reyes relleno de nata porque está protagonizada por los mejores ingredientes: Leche de Pastoreo, Mantequilla Tradicional y Nata para Montar Larsa.

Lo primero es preparar la masa madre: Mezclamos la harina de fuerza con la levadura y la leche y removemos hasta crear una masa a la que daremos forma de bola y dejaremos reposar durante unas 3 horas a temperatura ambiente y tapada con plástico tipo film.

Pasado ese tiempo, pon un cazo al fuego con la Leche de Pastoreo Entera Larsa las pieles de naranja, limón, la canela y el agua de azahar. Déjalo cocer a fuego lento durante unos 10 minutos y reserva.

Bate los huevos y mézclalos con la leche infusionada y colada; a continuación mezcla todos los líquidos con la harina, la levadura de panadero y una pizca de sal y, por último, la masa madre cortada en trozos. Llega la hora de amasar para mezclarlo todo bien.

Una vez unificada la masa, añade la Mantequilla Tradicional Larsa recién sacada de la nevera. Vuelve a amasar todo hasta integrarlo bien y consigas una masa fina y brillante que se pegue sólo ligeramente a los dedos.

Vuelve a dar a la masa forma de bola y déjala en un lugar cálido de la cocina (puede ser bajo una luz no demasiado cercana) tapada con un paño limpio durante unas 2 horas. El objetivo es que la masa crezca hasta doblar su volumen, así que ajusta el tiempo a ese fin.

Vuelve a amasar entonces durante unos diez minutos y dale una forma ovalada a la masa. Luego abre un agujero en el medio y ensánchalo hasta formar el roscón del tamaño que desees. Ten en cuenta que tendrá que ser mayor que el que persigues en el resultado final porque el horneado reducirá el hueco.

Coloca el roscón sobre un papel vegetal o de horno, introduce las sorpresas y el haba y vuelve a taparlo con un paño limpio hasta que doble su volumen en un lugar cálido (puede ser en el horno apagado previamente precalentado a 50 grados).

Una vez pasado ese tiempo, pon el horno a precalentar a 200 grados. Mientras pinta tu Roscón de Reyes con huevo batido y decóralo con las almendras, las frutas o el azúcar glas.

Baja el horno a 185 grados y mete el roscón con el ventilador activado, si tu horno tiene esa función, o sólo con calor por debajo durante unos 20 minutos.

Una vez que el roscón está cocido (puedes pincharlo para comprobarlo) y dorado, sácalo y deja que enfríe casi totalmente sobre una rejilla de horno antes de rebanarlo a la mitad.

Para el relleno sólo tendrás que colocar la Nata Para Montar Larsa recién sacada de la nevera en un bol, añadirle azúcar al gusto y batir. Obtendrás una nata perfecta en pocos minutos. Rellena con ella el roscón, tápalo y ¡Listo para disfrutar!

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si sigue navegando por la página, significa que está de acuerdo y acepta nuestra Política de cookies.