Rosquillas de Carnaval

Un placer redondo para el postre con ese toque de anís que lo hace irresistible. Cómo preparar rosquillas de anís para Carnaval

Notas de interés / Consejos

Las rosquillas de anís tal vez sean el postre carnavalero más fácil de preparar, ya que no tienen grandes secretos. En esta receta de rosquillas no aclaramos qué aceite utilizar porque depende de tus gustos. De todas formas, hay quien prefiere el de girasol porque deja menos sabor. Si prefieres usar el de oliva, puedes aromatizarlo friendo primero en él una piel de limón. Para el glaseado final, reboza las rosquillas de Carnaval en una fuente con azúcar glas. Si lo prefieres también puedes prepara almíbar y mojarlas por ambos lados y dejar enfriar para que se endurezca. ¡Están deliciosas! Si buscas más recetas típicas del Carnaval gallego, no te pierdas las deliciosas orejas de Carnaval o las filloas de leche ¡Deliciosas!

Alérgenos

Leche, Gluten, Huevos
La mejor receta de Rosquillas de Carnaval

¿Qué productos de Larsa necesitas para hacer la receta?

Ingredientes

Elaboración

Las rosquillas de anís son uno de esos postres tradicionales que conoce todo el mundo. Es una receta típica del Carnaval y la Semana Santa, pero su elaboración resulta tan sencilla que hay quien aprovecha a hacerlas durante todo el año. La masa de las rosquillas es muy similar a las de las orejas de carnaval. Hay incluso quien utiliza la misma masa para hacer los dos postres, pero para nosotros, cada uno tiene su personalidad y un sabor diferenciado. En Larsa tenemos la receta de la abuela perfecta para que salgan rosquillas caseras esponjosas y con el toque perfecto a anís.

Pon los huevos en un bol con el azúcar y bate enérgicamente.

Luego agrega la Mantequilla Larsa, la Leche de Pastoreo Entera Larsa, el anís y volvemos a batir

Tamiza la harina y ve añadiéndola a la mezcla poco a poco mientras la integras con ayuda de unas varillas o una espátula

Llega el momento de trasladar la masa a la superficie de trabajo y amasarla bien para que quede uniforme

A la hora de hacer las rosquillas hay dos opciones. Hacer bolitas y atravesarlas con el dedo para darle forma de rosquillas o hacer pequeños churros y unir luego los dos extremos

Una vez estén todas, coloca cerca de la cocina un bol con papel absorbente y pon una sartén al fuego con aceite muy caliente pero sin que humee

Ve friendo las rosquillas por los dos lados con mucho cuidado de que no se quemen. Por dentro deben quedar esponjosas

Una vez que acabes de freír, colócalas sobre la fuente de servir y espolvorea con azúcar glas. ¡Ya sólo queda disfrutar!

5405