El impacto del cuidado animal en la calidad de la leche: perspectivas y prácticas sostenibles

Cuidar de los animales es una parte fundamental en el ADN de Larsa porque reporta beneficios casi incalculables a todo el proceso para elaborar lácteos de calidad. Dotar de una buena vida a nuestros animales está relacionado íntimamente con los nutrientes y el sabor que caracteriza a un buen yogur, un buen queso y una buena Leche de Pastoreo. Aunque el cuidado animal es un concepto amplio, es posible determinar ciertas prácticas sostenibles y algunas perspectivas para aplicarlo en origen. ¡No pierdas detalle! 

¿Cómo influye el cuidado animal en la calidad de la leche? 

La calidad y la cantidad de leche producida por una vaca se ven afectadas positivamente por el cuidado animal, según estudios como este. Así como un ambiente desfavorable se ha comprobado como un problema directo para la calidad de la leche, el cuidado animal se ha investigado y abordado desde diferentes perspectivas para confirmar el efecto contrario. Aliviar el estrés, dar libertad, cuidar la alimentación y mantener el espacio habitable en las mejores condiciones repercuten en el sabor, los valores nutricionales y, en resumen, la calidad de la leche. También en la cantidad, pues el cuidado animal mejora la respuesta fisiológica en las vacas. 

Por otra parte, el cuidado animal se relaciona con el buen estado de la glándula mamaria. Así, el organismo de la vaca responde mejor ante posibles infecciones, alteraciones metabólicas o respuestas puntuales a un pico de estrés. La calidad de la leche se logra cuando las vacas gozan de buena salud y la mejor alimentación. Si estas prácticas de cuidado animal se respetan, el resultado debe ser un producto libre de olores desagradables y sedimentos extraños. Su composición será ideal en nutrientes como proteína, lactosa, minerales y grasas.  

Además, el cuidado animal también se relaciona con una mínima carga microbiana en la leche, lo que es sinónimo de garantía para el consumo sin poner el riesgo la salud humana. 

Prácticas de cuidado animal que impactan en la calidad de la leche

El cuidado animal puede realizarse de diferentes maneras y por ello se han estipulado una serie de prácticas que sirven de guía o ejemplo para aquellas ganaderías que quieran aplicarlas. 

Por ejemplo, mantener una temperatura media, constante y agradable evita que la vacas sufran estrés calórico. Para ello puede optarse por el Pastoreo, que los animales gocen de libertad para pastar al aire libre, alimento fresco y de calidad en días de clima benévolo, sin temperaturas extremas y sin viento fuerte. En el tiempo que pasen bajo cubierta, las instalaciones son fundamentales también en ello. Por eso, es recomendable que este aspecto se cuide y conserve en las mejores condiciones. 

La Universidad Británica de Columbia reveló mediante una investigación que instalar cepillos automáticos y que las vacas pasen un tiempo estimado de 7 minutos frotando la cabeza, el cuello y la espalda contra ellos repercute en la mejora de la calidad de vida animal. Según exponen, las vacas presentan una necesidad de mantenerse aseadas y de este modo se satisfacen, al igual que al aire libre cuando se rascan contra árboles o superficies duras. Así alivian picores, se deshacen de piel muerta y evitan la proliferación de parásitos. 

El Pastoreo: cuidado animal, calidad de la leche y práctica sostenible 

Uno de los métodos asociados de manera directa al cuidado animal y que influye directamente en la calidad de la leche es el Pastoreo. Larsa basa su producción y su esencia en esta práctica histórica de las ganaderías gallegas y que las más de 400 que actualmente abastecen a Larsa mantienen como rutina. Sin embargo, el porcentaje de vacas gallegas que pastan al aire libre a diario son muy pocas. 

El Pastoreo permite que las vacas conozcan la libertad y el pasto libre, natural y fresco. Esto supone un cuidado óptimo de la alimentación y una satisfacción de las necesidades propias de los animales. La socialización entre ellas, las horas de luz o el descanso impactan y marcan la diferencia para conseguir Leche de Pastoreo. Con este producto, Larsa elabora productos tan icónicos como sus Leches, Yogures y Quesos de Pastoreo. 

Además, el Pastoreo supone una práctica sostenible porque cuida del ecosistema y el paisaje. Con el libre pasto de las vacas, el terreno cumple con sus ciclos naturales y no se puebla con combustible vegetal, minimizando así el riesgo de incendios. En general, este método de producción no solo es sostenible, favorece la biodiversidad. 

Bibliografía

http://ri.agro.uba.ar/files/download/tesis/especializacion/2018martinezluqueluciana.pdf 

https://royalsocietypublishing.org/doi/pdf/10.1098/rsbl.2018.0303  

https://www.ganaderia.com/destacado/cuidar-el-bienestar-animal-es-vital-para-garantizar-una-buena-calidad-de-la-leche  

https://www.unep.org/es/noticias-y-reportajes/reportajes/pastoralismo-servicios-cruciales-para-la-humanidad-y-transicion 

858