Empanada de raxo con queso

Como entrante o plato principal, una receta que no puede faltar en nuestros veranos... ni inviernos

Notas de interés / Consejos

La masa de la empanada es muy fácil de hacer si tienes en cuenta las normas de la temperatura: La levadura debe estar en la nevera hasta que vayamos a usarla, luego debe mezclarse con agua templada, pero no caliente y en el levedado la masa debe permanecer a una temperatura estable (unos 35 grados). Con estos consejos y nuestros pasos no debes tener problema para hacer una Empanada de Raxo y Queso de Tetilla con D.O. perfecta. ¿Vamos allá?

Alérgenos

Gluten, Huevo, Lactosa
larsa img

Ingredientes

Para el relleno:

  • 450 g. raxo de cerdo ya adobado con ajo.
  • 90 g de Queso O Pazo en taco o de Queso de Tetilla con D.O. Larsa
  • 1 pimiento rojo o entreverado
  • 1 cebolla bien grande o 2 medianas
  • 1 chorrito de coñac o similar
  • 3 dientes de ajo
  • 1 tomate bien maduro
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal 
  • 1 huevo batido para pintar y dorar la empanada

Para la masa:

  • 400 gramos de harina de fuerza
  • 40 gramos de levadura de panadería fresca prensada
  • 200 ml de agua
  • 150 ml aceite del sofrito
  • 6 g de sal

Elaboracion

La empanada es una receta vinculada al verano, a esas fiestas populares y reuniones que repetimos cada año, a los picnics en la playa o el campo y el complemento ideal para sardiñadas y churrascadas con las que nos gusta celebrar el inicio de la estación marcado por el solsticio de verano. En realidad, tiene tantas posibilidades y posibles rellenos que la comemos todo el año, como poco, una vez a mes, ¿o no? Así que no podía faltar este clásico en nuestro recetario #Larseiro. Sí, hemos comido empanada de casi todo, pero en Larsa nos decantamos por esta receta con raxo y Queso Tetilla con D.O. Larsa, porque ya que vamos a celebrar que llegó el verano, lo hacemos a lo grande, con 2 ingredientes fundamentales de nuestra gastronomía, el raxo y el Queso de Tetilla D.O. Larsa que puedes sustituir por Queso O Pazo en taco, elaborado con Leche de Pastoreo. Porque las cosas buenas ¡siempre estarán ahí!

Empezaremos por preparar el sofrito para luego poder añadir su aceite a nuestra masa. Ponemos al fuego una sartén con un chorrito de aceite y dejamos calentar bien antes de añadir el raxo, ya adobado con ajo. Freímos durante unos 5 minutos removiendo en mitad del proceso para dorar la carne por todos lados.

Inmediatamente después añadimos el coñac y dejamos que se reduzca otros 2 minutos. Retiramos del fuego y reservamos. No importa si la carne no está del todo cocinada, luego recibirá suficiente calor.

Cubrimos el fondo de otra sartén, más amplia con Aceite de Oliva Virgen Extra y la ponemos al fuego mientras picamos bien, en láminas regulares, la cebolla y el ajo para rehogarlos bien.

Cortamos el pimiento, primero en tiras de un dedo de ancho y luego, en dados del mismo tamaño, lo unimos al sofrito y dejamos rehogar unos 5 minutos más. Agregamos y le unimos el raxo ya cocinado. Retiramos el aceite que necesitamos para elaborar la masa.Por último, picamos bien el tomate y se lo añadimos al sofrito. Dejamos cocinar todo tapado durante 10 minutos, rectificamos de sal y apagamos el fuego.

Es el momento de ponerse con la masa. Para ello, tamizamos la harina de fuerza y la colocamos en un bol amplio. Hacemos un hueco en el medio. Sacamos la levadura de la nevera y la vertemos en un bol con el agua templada, pero nunca por encima de 45 grados. Esperamos unos minutos y la disolvemos bien. Luego añadimos el agua dentro del hueco de la harina.

Vamos mezclando poco a poco agua y harina con movimientos circulares del centro del bol al exterior. Cuando hayamos avanzado en este proceso añadiremos el aceite y la sal. Es importante que antes de esto se haya integrado bien la levadura.

Es momento de extender un poco de harina sobre la encimera para trabajar la masa con las manos. Amasamos con las manos y los dedos desde el centro hacia fuera durante unos 15 minutos. Podemos descansar unos 5 minutos en medio del proceso.

Cuando tengamos una masa elástica pero que ya no se nos pega, formamos una bola y la tapamos con un paño ligeramente humedecido para dejarla levedar. Será necesaria una hora y lograr que la masa esté a unos 35 grados y en una zona sin corrientes de aire.

Si lo hemos hecho bien, la masa habrá duplicado su volumen. Es hora de amasarla ligeramente para quitarle el aire y partir la bola en 2, un trozo para la base, y otro, para la cubierta.

Extenderemos una de las bolas con la forma de nuestro molde, redondo o rectangular. Cogemos una fuente redonda o la rectangular del horno y la engrasamos ligeramente para evitar que la empanada se peque. A continuación colocamos la masa ya extendida, no sólo no importa que desborde, sino que conviene. Distribuimos el relleno sobre la masa y lo cubrimos con lonchas de Queso O Pazo en taco Larsa. A continuación cubrimos con la otra parte de la masa bien extendida. Doblaremos hacia dentro la parte sobrante de la masa base para formar los bordes de la empanada.

Abrimos un hueco en el centro de la masa para que salga el calor durante el cocinado, pintamos la superficie de la empanada con el huevo batido y la metemos en el horno previamente precalentado a 180 grados. Dejamos que se cueza durante unos 45 minutos y con calor por arriba y abajo hasta que esté bien dorada. ¡Que la disfrutes!