Lácteos y salud bucodental

La salud bucodental es un aspecto fundamental del bienestar general que, a menudo, pasa desapercibido hasta que surgen problemas como caries o enfermedades periodontales. Una correcta higiene dental es primordial para evitar estos problemas, pero los lácteos como la leche, el yogur y el queso, también tienen un papel en el mantenimiento de una buena salud bucodental.

La importancia del calcio y el fósforo

Los lácteos son una fuente de calcio y también contienen cantidades destacadas de fósforo, dos minerales fundamentales para la formación y el mantenimiento de los dientes en condiciones normales. Los dientes, al igual que los huesos, están compuestos, principalmente, de calcio (hidroxiapatita cálcica), y una ingesta adecuada de este mineral es vital para mantener su dureza y resistencia. De hecho, el déficit de vitaminas (A, D), calcio y fósforo, puede ocasionar alteraciones en el desarrollo dentario y retraso en la erupción.

Alta biodisponibilidad del calcio en los lácteos

Uno de los aspectos más destacados del calcio presente en los productos lácteos es su alta biodisponibilidad. La biodisponibilidad se refiere a la proporción del nutriente que el cuerpo puede absorber y utilizar eficazmente. En el caso del calcio, presente de forma natural en los lácteos, este se absorbe más fácilmente en comparación con otras fuentes alimentarias; es decir, tiene una mayor biodisponibilidad. Por este motivo, y por su aporte de calcio (un vaso de 250 ml de Leche de Pastoreo Larsa cubre el 37,5% de las ingestas diarias recomendadas de calcio), los lácteos son la principal fuente de este mineral en la dieta.

Neutralización de ácidos y prevención de caries

Los productos lácteos, especialmente el queso, tienen la capacidad de neutralizar el pH de la boca, reduciendo así la acidez y creando un ambiente menos favorable para las bacterias causantes de la caries. Además, comer queso estimula la producción de saliva, que es la primera línea de defensa en la boca.

En conclusión, los lácteos ofrecen una variedad de beneficios  para la salud bucodental, desde fortalecer el esmalte dental hasta neutralizar el pH bucal y promover la remineralización. La alta biodisponibilidad del calcio en lácteos asegura que este mineral esencial se absorba eficientemente, maximizando sus beneficios para los dientes. Incorporar lácteos como parte de una dieta equilibrada puede ser una estrategia efectiva para mantener la salud bucodental a largo plazo. Así, no solo cuidamos de nuestra sonrisa, sino también de nuestra salud en general.

Bibliografía

  1. Telgi RL, Yadav V, Telgi CR, Boppana N. In vivo dental plaque pH after consumption of dairy products. Gen Dent [Internet]. 2013 [citado el 3 de junio de 2024];61(3). Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/23649576/
  2. Herod EL. The effect of cheese on dental caries: A review of the literature. Aust Dent J [Internet]. 1991 [citado el 3 de junio de 2024];36(2):120–5. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/1877906/
  3. González Sanz ÁM, González Nieto BA, González Nieto E. Salud dental: relación entre la caries dental y el consumo de alimentos. Nutr Hosp [Internet]. 2013 [citado el 3 de junio de 2024]; 28:64–71. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112013001000008&lng=es&tlng=es
507