Tipos de tarta de queso, ¿cuántos existen?

Las tartas de queso son un dulce apreciado en todo el mundo y que no dejan a nadie indiferente. Su diversidad refleja la creatividad de los reposteros profesionales y amateurs, así como los sabores y las tradiciones de cada región. Esta elaboración abarca desde las clásicas recetas tradicionales hasta las versiones modernas y deconstruidas, por eso cuando nos ofrecen una tarta de queso siempre surge una pregunta: ¿de qué tipo? 

¿Por qué hay distintos tipos de tarta de queso? 

Cada cultura tiene sus propias tradiciones culinarias y eso influye también en la receta de tarta de queso, no es una excepción. Los recetarios suelen evolucionar a lo largo del tiempo, adaptándose a los ingredientes y sabores locales, pero también a las preferencias del paladar y sus variaciones según la geografía. Algunas regiones han preferido históricamente sabores más intensos, mientras que otras pueden inclinarse hacia opciones más refrescantes. La tarta de queso se adapta por completo. 

Los chefs y los aficionados a la repostería han llevado a la invención de nuevas combinaciones de sabores, texturas y presentaciones para la tarta de queso aplicando su creatividad. En este aspecto, ha influido desde siempre la disponibilidad de ingredientes frescos y de proximidad. En función de la región, han aparecido diferentes tartas de queso por el uso de diferentes tipos de queso, frutas, hierbas o especias 

Eligiendo los productos de Larsa te garantizarás el mejor sabor y la mejor textura, pero incluso entre ellos puedes escoger y obtener diferentes versiones de este mismo postre. En función de la Nata Larsa que prefieras, la cremosidad variará, o según la cantidad de Mantequilla Tradicional Larsa. La tarta de queso puede ser más ligera si se cocina con Queso fresco Larsa, pero también más intensa y salada si se prefiere la Crema de Queso San Simón ahumado Larsa. ¿Tienes un tipo favorito elaborado con Larsa? ¡Cuéntanoslo en redes sociales! 

La versatilidad de este postre permite asegurarse de que siempre haya un tipo de tarta de queso para satisfacer cualquier antojo o paladar exquisito. La existencia de varios tipos de tarta de queso se debe, finalmente, a la diversidad y riqueza culinaria que se da dentro de la alimentación humana, así como a la voluntad personal de cocineros y aficionados por buscar una versión personal de esta receta. 

¿Qué tipos de tarta de queso son más famosos? 

La diversidad en las tartas de queso es un reflejo de la riqueza de la cultura gastronómica global, las posibilidades culinarias y la adaptación a las preferencias, modas y todo tipo de presupuestos. El único secreto de la tarta de queso es saber para qué ocasión es cada gusto.  

  • New York Cheesecake. La tarta de queso estilo Nueva York es una de las más emblemáticas y se caracteriza por su base de galletas trituradas con mantequilla, además de una mezcla de crema de queso, huevos y azúcar. Es famosa por su textura densa y cremosa. Acostumbra a servirse con una capa de salsa de frutos rojos.  
  • Tarta de queso de limón. Esta variante de la New York Cheesecake añade un toque refrescante a la tarta de queso por incorporar zumo y ralladura de limón a la mezcla. La acidez del limón equilibra la cremosidad de la crema de queso.  
  • Tarta de queso japonesa. La tarta de queso japonesa ha ganado recientemente mucha fama por su textura suave y esponjosa. La clave de su ligereza radica en la incorporación de claras de huevo batidas a punto de nieve, sin ser merengue. Además, se sirve sin cobertura.  
  • Tarta de queso con chocolate. La combinación de queso y chocolate puede ser llamativa, pero resulta irresistible. En esta receta se incorpora chocolate fundido o cacao en polvo a la mezcla de queso, creando una masa más densa.  
  • Tarta de queso con frutas. La adición de frutas frescas o en conserva agrega un toque frutal y vibrante a la tarta de queso. Fresas, arándanos, frambuesas o mango son opciones populares. La mezcla de sabores crea una experiencia deliciosa y equilibrada.  
  • Tarta de queso sin horno. Esta receta es perfecta para aquellos que prefieren evitar el horno y eligen sabores más ligeros. La base se elabora con una mezcla de galletas trituradas y mantequilla y la tarta se cuaja en la nevera. Aunque puede haber variaciones, esta versión generalmente resulta más ligera y fresca.  
  • Tarta de queso salada. Para quienes buscan algo diferente, las tartas de queso saladas son una opción muy socorridas y creativas. A esta elaboración se añaden ingredientes salados como cebollas caramelizadas, pimientos, champiñones o incluso tocino a la mezcla de queso, lo que supone un contraste intenso. 

¿Hay un tipo de tarta de queso típico de España y de Galicia? 

En España, la tarta de queso es un postre muy apreciado dentro de todas las comunidades autónomas y ha pervivido a lo largo del tiempo gracias a la trasmisión generacional. No existe como tal una versión tradicional de la tarta de queso en España e incluso dentro de una región pueden variar los ingredientes y las técnicas de preparación. Pese a ello, hay rasgos comunes en todas.  

La tarta de queso española clásica se basa en una mezcla de queso, tanto en crema como fresco y poco curado, huevos, azúcar y algún otro tipo de lácteo, como nata, mantequilla o yogur. La masa de la base puede variar, aunque en los últimos años es más común el uso de galletas trituradas mezcladas con mantequilla. La tarta se hornea hasta que cuaja y adquiere una consistencia suave y cremosa en el centro. Una característica distintiva es la falta de una capa de cobertura, aunque con frecuencia se sirve con una ligera sábana de azúcar glas espolvoreado en la parte superior.  

Incluso dentro de Galicia, es posible encontrar versiones de la tarta de queso. Todas ellas estarán deliciosas si se elaboran con productos de Larsa, así se garantizan la mejor textura y un sabor incomparable. 

En Galicia es común incorporar ingredientes locales y sabores autóctonos, por ello no es extraño incluir o encontrar recetas con queso Tetilla D.O., queso Arzúa-Ulloa D.O., queso de San Simón, queso do Cebreiro o determinados productos frescos, incluso queso azul. Por idiosincrasia, en Galicia se aprecian las recetas más sencillas y auténticas que respetan al producto u a su sabor. Además, por influencia atlántica, es habitual que la tarta de queso se acompañe de miel o nueces.

632