Receta de pechugas de pollo rellenas de grelos y Queso Semicurado de Pastoreo

Una forma sencilla de salirse del clásico filete de pechuga ¡Y con todo el sabor del Pastoreo!

Notas de interés / Consejos

Te presentamos una receta ideal para sorprender a los tuyos con una versión diferente del clásico filete de pechuga de pollo. ¡Y sin freír! Súper fácil, sabrosa y con todo el sabor del Pastoreo de nuestro Queso en Barra Semicurado. La única dificultad o cuestión a tener en cuenta es que necesitas una pechuga entera y abierta en un solo filete por comensal. Si no sabes abrirla, pídele a tu carnicero que lo haga. A partir de ahí, y si sigues los pasos que te damos a continuación, será raro que no triunfes. En esta receta te proponemos un relleno de grelos, pero sólo te harán falta 2 grelos por pechuga y sin tallos, así que puedes reutilizar los que te sobren de otra comida, comprarlos en conserva o sustituirlos por otra verdura, como las espinacas, y listo.

Alérgenos

Lactosa
larsa img

Ingredientes

  • 4 pechugas de pollo abiertas en un solo filete.
  • 150 g de Queso en Barra Semicurado Larsa cortado en lonchas generosas.
  • 8 grelos cocidos y sin tallo (o 200 gramos de otra verdura cocida).
  • 8 lonchas de bacon.
  • Sal y pimienta.
  • Aceite de Oliva Virgen Extra.
  • Hierbas aromáticas (opcional).

Elaboracion

Las pechugas de pollo son una solución muy socorrida para las comidas y cenas en familia; a la plancha o rebozadas, lo que las convierte en el plato ideal para un picnic o bocadillo. Pero si te apetece hacer un plato un poco distinto, sorprender a los tuyos y de paso, aprovechar la verdura que te haya sobrado de otra comida, tenemos la receta perfecta para integrarlo todo. Pechugas de pollo rellenas de grelos y Queso en Barra Semicurado Larsa, el queso ideal para dar un sabor extra a tus bocadillos, pero también a tus recetas. Porque está elaborado con Leche de Pastoreo, como nuestros quesos en lonchas, pero además tiene ese extra de sabor de un queso semicurado. Seguro que ya se está haciendo la boca agua, así que vamos con los pasos no sin antes darte un punto extra a favor de esta receta: Es una preparación de horno, ¡así que olvídate de freír!

Para empezar y sobre todo si tus filetes no tienen un grosor irregular, extiéndelos sobre una tabla, cúbrelos con un film y con ayuda de un mazo aplánalos bien. ¡Te ayudará a mejorar el resultado!

Escurre bien las hojas de grelo cocidas y pícalas bien con un cuchillo.

Salpimienta ligeramente una de las caras de las pechugas y cubre ¾ partes de la superficie con los grelos picados bien extendidos, dejando una franja libre en uno de los extremos. Así evitaremos que el relleno desborde cuando enrolles las pechugas.

¡Llega la hora de añadir el queso! Extiende las lonchas de queso sobre los grelos y con cuidado de que no sobresalgan de la carne.

Enrolla cada una de las pechugas, empezando por el extremo que tenga relleno, poco a poco y con cuidado de mantener el relleno en su lugar.

Una vez que tengas todas las pechugas enrolladas, rodea cada una de ellas con 2 lonchas de bacon ajustándolas bien para mantener cerradas las pechugas.

Precalienta el horno a 200 grados durante 10 minutos.

Mientras, vierte un chorrito de aceite de oliva sobre una fuente de horno y coloca las pechugas en paralelo. Salpimiéntalas y, si lo deseas, espolvorea hierbas aromáticas sobre las pechugas.

Mete la fuente en el horno, a altura media y calor por arriba y abajo durante unos 35 minutos a entre 180 o 200 grados, dependiendo de la intensidad de tu horno. Sabrás que están listas cuando las veas bien doradas.

Pues ya está. Sólo te queda sacar la fuente del horno y emplatar. Si quieres que quede bonito, puedes cortar cada pechuga en rodajas y disponerlas en abanico sobre el plato. Pero si vas a tardar en llevarlas a la mesa, déjalas enteras y que tus comensales disfruten viendo cómo se desparrama el Queso Semicurado Larsa de Pastoreo derretido en su plato. ¡Mmm!