¿Cómo mejora la Leche de Pastoreo la calidad de los productos lácteos?

En Larsa sabemos que la calidad de nuestros productos lácteos comienza en el campo, donde las vacas se alimentan de pastos. Esta conexión con la naturaleza mejora la vida de las vacas y se refleja en la calidad superior de nuestra Leche de Pastoreo.

La leche de Pastoreo distingue nuestros productos lácteos y tiene un impacto positivo en nuestras vacas y nuestros prados. En este artículo entenderás por qué la leche de Pastoreo es el pilar fundamental en nuestro compromiso con la calidad y la sostenibilidad.

Leche de Pastoreo: un ingrediente de calidad que mejora nuestros productos lácteos

La leche de Pastoreo se obtiene de vacas que se alimentan principalmente de pasto y forraje. Salir a pastar no solo mejora el bienestar de las vacas, sino que también influye directamente en la calidad de la leche que producen.

Nuestras vacas salen a pastar al aire libre, siempre que la meteorología sea favorable, 120 días al año como mínimo o 6 horas al día en el último año. Toda esta información está recogida en los Cuadernos de Pastoreo de los ganaderos. Pero ¿qué sucede en épocas de lluvia o mal tiempo? La alimentación de nuestras vacas de Pastoreo varía y se alimentan con forrajes de hierba y maíz previamente recolectados y almacenados por los ganaderos. Para que la alimentación de nuestras vacas sea más completa se les proporciona a mayores, concentrado.

La leche producida por nuestras vacas de Pastoreo difiere en algunos aspectos el perfil nutricional, como vimos anteriormente, pero, además, este perfil nutricional varía a lo largo del año. La cantidad, tipo de nutrientes y minerales presentes en el suelo no es el mismo durante los meses más calurosos que en las estaciones frías de lluvia y viento. Esto hace que el color, la textura, el cuerpo, el sabor y, sobre todo, la composición de la Leche de Pastoreo pueda presentar pequeñas variaciones.

Esto sin duda influye en el perfil nutricional de la leche de Pastoreo, superior al de la leche convencional. Estudios como el del Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo (A Coruña) o el de la Escuela Politécnica de la Universidad de Santiago junto con el Laboratorio Interprofesional Gallego de Análisis de la Leche (LIGAL) concluyen que existe una diferencia a favor de la leche de pastoreo en su perfil lipídico, en comparación con la leche convencional. Existe una disminución en el contenido graso y, además, presenta una variación en el tipo de sus ácidos grasos, teniendo una proporción ligeramente mayor de ácidos grasos insaturados y una menor proporción de ácidos grasos saturados.

Por otra parte, el contenido de las vitaminas y antioxidantes de la leche de pastoreo también se ve aumentado. Gracias a la alimentación de pasto de la vaca, la leche que se obtiene presenta una ligera mayor porción de carotenos y de vitaminas liposolubles, como son las vitaminas A y E. En Larsa nos valemos de estas cualidades superiores de la leche de Pastoreo para elaborar productos lácteos deliciosos y más nutritivos. Desde nuestros yogures hasta nuestros quesos, cada uno de nuestros productos están elaborados con esta leche, y les da un sabor más auténtico y una textura más agradable y cremosa.

¿Qué ventajas tiene el Pastoreo?

El Pastoreo es un sistema de producción respetuoso con las vacas, el entorno, los propios ganaderos y, por último, pero no menos importante, con los Larseiros. Esta forma de producir leche es nuestra garantía de calidad y nuestra seña de identidad.

Leche de mayor calidad

Nuestra leche de Pastoreo está certificada como Leche de Pastoreo con el sello de Sociedad de Supervisión General (SGS), una entidad suiza líder en la inspección y certificación del cumplimiento normativo y de calidad. Además, la leche de Pastoreo procede de explotaciones que están inscritas en el “Rexistro de Explotacións de Calidade Diferenciada” (RECALDI), que certifican que su procedencia es Gallega 100% y cumple unos estándares de calidad superiores.

Sostenibilidad Ambiental

El Pastoreo es una práctica sostenible que reduce la dependencia de recursos externos como fertilizantes o concentrados para alimentar a nuestras vacas. Nuestras vacas abonan el terreno de forma natural y eliminan maleza, actuando como barrera o cortafuegos frente a los posibles incendios en los montes. El Pastoreo mantiene cuidados los montes y los prados y reduce la acumulación de combustible vegetal y la maleza que puede propagar con mayor facilidad un incendio. Es también una manera de preservar nuestro entorno natural y no abandonarlo.

Impacto en la comunidad local

Las ganaderías de Pastoreo están asentadas a lo largo de toda la geografía gallega, convirtiéndose en el modo de vida y sustento económico de muchas familias y de pueblos enteros. De esta manera, Larsa apuesta por la generación de riqueza en nuestro territorio y evita el éxodo rural, uno de los principales problemas de Galicia.

¿Qué efecto tiene el Pastoreo en las vacas?

El Pastoreo afecta al bienestar y al estado de salud de las vacas. Si nuestras vacas están en libertad y tranquilas, el producto será de mejor calidad. Si has visto alguna de las fotos o vídeos de nuestras vacas pastando comprenderás por qué nuestras vacas están tan felices.

Vacas más tranquilas

Nuestras vacas son libres para moverse y relacionarse de forma natural con el medio ambiente. Esta mayor libertad influye en su calidad de vida y en su bienestar. Como decíamos anteriormente, no solo gozan de una mejor salud física e inmunológica, sino también mental. Nuestras vacas están más relajadas, felices y no sufren de estrés.

Vacas más sanas

Las vacas que pastan libremente tienen acceso a una dieta natural y variada que contribuye a un sistema digestivo más saludable y una vida más larga. Además, al salir a pastar al aire libre un mínimo de 6 horas al día durante 120 días al año, las vacas se ejercitan y gozan de una mejor salud mental que aquellas que permanecen estabuladas todo el día.

Vacas más longevas

Unas vacas más libres y felices producen leche de mejor calidad. Además, este estado de bienestar también influye en su capacidad reproductiva. Cuánto más felices y cómodas en el entorno, más aumenta su tasa de reproducción y también su esperanza de vida. De media nuestras vacas en régimen de Pastoreo tienen una longevidad de 13 años, frente a los 6 de las vacas en explotaciones ganaderas intensivas. Es decir, las vacas de Pastoreo viven ¡más del doble! que el resto de vacas.

Al confiar en Larsa, eliges productos con un sabor superior, mayor calidad y apuestas por la tradición, porque esa es nuestra esencia. #AquíFacémoloAsí.

1098